La pandemia covid-19, ¿nos invita a ser una Comunidad de Aprendizaje inteligente?

Sí, sabemos que somos una escuela inteligente, que aprovecha las dificultades para crecer con el único objetivo de pertenecer a una red de centros mundial que crea día a día el Reino de Dios en cada momento, en cada situación, en cada relación humana.

El confinamiento y la prolongación del estado de alarma han impedido que volvamos físicamente a las aulas, pero hemos seguido trabajando de forma online con voluntarios de universidades, que se han incorporado para acompañar a nuestro alumnado que no se adaptaba a esta forma de relacionarnos. Pero nosotros seguimos pensando, proponiendo, renovándonos y creando nuevos caminos para integrar a las familias e instituciones en este nuevo espacio de aprendizaje.

No sabemos con certeza lo que ocurrirá a partir de septiembre, lo que sí sabemos es que nuestros lazos de unión son tan fuertes que ni la distancia social ni el estar alerta a un nuevo brote de la enfermedad nos va a impedir acercarnos, eso sí, de otra manera diferente. Lo importante no son los medios, sino las personas. Y vosotros, voluntarios, familias, alumnado y equipos docentes sois los que hacéis grandes los encuentros.

Compartimos con vosotros nuestro primer borrador, nuestras primeras propuestas:

* Para llevar a cabo los grupos interactivos, estableceríamos escenarios de aprendizaje (Classroom) donde pudieran participar, después de un proceso de acompañamiento y formación, nuestros voluntarios de CdA.

* Las tertulias dialógicas también se enriquecerán de esta manera, ya que se pueden llevar a cabo por videoconferencias, facilitando la asistencia de personas que por motivos personales no se pueden desplazar a nuestro centro.

* Las comisiones mixtas también continuarán para conseguir nuestra meta, hacer realidad los sueños de nuestra Comunidad.

* El voluntariado, que siempre tiene su lugar en nuestra casa, puede ayudar a los padres que trabajen, apoyando al alumnado a través de videoconferencias o con la utilización de aplicaciones que favorecen el aprendizaje a distancia.

Es una gran alegría pertenecer a esta gran Comunidad donde vivimos de verdad, como los primeros cristianos, de forma fraterna y altruista, adaptándonos con eficacia a los cambios y exigencias de nuestra sociedad, creando oportunidades permanentes de aprendizaje significativo para todos.

Nuestra Comunidad sigue viva, trabajando muy de cerca, en red con otras Comunidades de Aprendizajes.

En breve, os enviaremos una solicitud, solo apta para valientes que se atrevan a navegar con nosotros en este nuevo proyecto que nos ilusiona y nos mantiene vivos. 

Antonia Carranco y Ofelia Vázquez

Coordinadoras de CdA.